PRESENTACIÓN

Presentación

Las especies palmáceas son un cultivo con una elevada importancia a nivel ambiental, paisajístico, económico y cultural, con una creciente presencia en la UE y especialmente en España. Además existen parajes y entornos protegidos de palmeras debido a su singularidad y riqueza en muchas areas de Europa y tambien en España (sureste español y zonas insulares). La poda de estas especies representa una gran cantidad de biomasa por hectárea y año. Según diversas estimaciones, en Europa existen entre 20 y 100 millones de palmeras de la especie Phoenix y  entre 10-20 millones de la especie Washingtonia robusta, de las que el 40% se ubican en España. Si consideramos una producción promedio de biomasa por poda de 5 kg anuales, obtenemos una producción de biomasa residual (mayoritariamente depositada en vertederos) cercana a 200.000 toneladas, sin considerar la biomasa residual adicional asociada a los especímenes afectados por la plaga del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus).

El proyecto PALMRESOURCE tiene por objetivo desarrollar, validar y demostrar diferentes estrategias de valorización basadas en la elaboración de nuevos bioproductos y recursos a partir de los co-productos y residuos producidos durante el cultivo de las especies palmáceas. En este ámbito, se ha identificado la existencia de un importante vacío a nivel cientifico respecto a la reutilización de estos residuos orgánicos y a la transferencia del conocimiento existente. Además, el proyecto intenta contribuir a la adopción de soluciones sostenibles para el control y erradicación de especímenes infectados por la plaga del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), considerando que el procesado de la biomasa de especímenes arrancados y de los restos de poda es difícil y costoso, debido a que los usos tradicionales son cada vez más testimoniales.

 

Las alternativas a desarrollar y validar pueden suponer oportunidades a nivel económico y social, con nuevas oportunidades de negocio (creación/consolidación de nuevas empresas, etc.) y de creación de empleo, especialmente en zonas rurales, relacionadas con el manejo de los residuos de palmáceas y con la conservación y uso de vineros y huertos de palmeras. Existe también toda una serie de beneficios medioambientales: mitigación del cambio climático asociado a la recuperación del cultivo y a la conservación del suelo, al reciclaje de residuos orgánicos con la obtención de nuevos recursos y bioproductos de valor añadido y a la reducción de la emisión de GEI debido al incremento en el secuestro de C.

Martes, 9 de febrero de 2016
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.